• Guía Sigüenza

LOS MILAGROS DE SIGÜENZA

Ha tenido que venir una pandemia mundial para que apareciese una Virgen en la Puerta del Sol de Sigüenza, aunque sea una pequeña imagen de la Inmaculada y la mano que la puso tenga más de terrenal que de divino. No fue un milagro, pero de haberlo sido tampoco se trataría del primero del que tenemos noticia en Sigüenza pese a que no son muy conocidos. Por eso te traigo un top 3 de los milagros que han sucedido en Sigüenza.



3 - La Virgen de la Salud (de los españoles)


El número 3 lo encontramos en tiempos de guerra, más concretamente en la guerra de independencia en la que tanto sufrió Sigüenza y en la que tuvo que intervenir nada menos que la Virgen de la Salud de Barbatona.


En 1811 defendía Sigüenza el famoso guerrillero Juan Martín, más conocido como “El Empecinado”. Ejercía una guerra de guerrillas basada en el desgaste del enemigo, cediendo incluso el territorio en caso de necesitarlo. El día 9 de enero, ante el ataque de los franceses, los hombres del Empecinado tuvieron que ceder la ciudad y se retiraron hacia Barbatona. Por supuesto, a los franceses no les bastó con obtener Sigüenza y persiguieron a los españoles por el pinar. Ante esto, quiso la Virgen interceder haciendo que el día se acortase y cayese la noche durante la batalla, lo que junto al conocimiento del territorio de los españoles hizo que, como dijo el Empecinado, “los tiradores al abrigo del monte dirigían sus fuegos a placer contra la caballería” inutilizando la gran superioridad numérica del enemigo. Gracias a este milagro David venció a Goliath y la cofradía de la Virgen de la Salud lo hizo pasar a la historia con esta pintura en su santuario.





2 - La doncella Mencía


La plata es para Santa Librada, una de las santas más queridas por los seguntinos y cuyos restos reposan en un magnífico retablo plateresco beneficiado por Don Fadrique de Portugal (https://www.guiasiguenza.com/post/mi-obispo-favorito) en la catedral de Sigüenza. Esto convierte al templo en un santuario para aquellos que peregrinan (incluso allende los mares) para venerar los restos mortales de la Santa.


Pues bien, justo antes de trasladar los restos al nuevo retablo, el seguntino Diego Montoya movió Roma con Santiago para que la cabeza de la santa fuese pasada por el cuerpo de su hija Mencía, la cual “tenía una gravísima enfermedad de lamparones o lobanillos […] que eran un bulto como medio huevo en la garganta junto a la nuez, y otros dos encima de la oreja derecha […] como dos castañas”. Esta pobre doncella sufrió la enfermedad y los intentos de curación, que sumaban más de 30 cauterizaciones. Cuando le pasaron la reliquia instantáneamente se cubrió de sudor y sanó milagrosamente sin quedarle ninguna marca salvo las cicatrices de las cauterizaciones. Dudo si el milagro fue que sanase o que se librase de la atención de su médico.




1 - Cantiga 383


El merecido número uno sitúa a Sigüenza nada menos que en las famosas Cantigas de Alfonso X el Sabio.


La intercesora es la Virgen de la Mayor, nuestra patrona, cuya imagen fue traída por D. Bernardo de Agén en la reconquista de Sigüenza en 1124 según cuenta la leyenda. La Cantiga (número 383) habla sobre una pía seguntina devota de la Virgen de la Mayor que viaja hasta Jerusalén con su hija para visitar el Santo Sepulcro. Hecha la peregrinación se dispuso a embarcar en la ciudad de Acre para emprender el viaje de vuelta, con tan mala suerte que al ir a subir al barco cayó al agua y viendo peligrar su vida pidió auxilio a “Santa María La Antigua de Sigüenza” para que la rescatase.


Si quieres saber cómo termina el milagro de esta mujer y la Virgen de la Mayor te dejo la cantiga para que la puedas escuchar como un rey. Un rey sabio.



128 vistas